Si eres un afectado de las hipotecas multidivisa, ¡estás de enhorabuena!